El Barcelona arrolla al Sevilla (0-5) y conquista su trigésima Copa