El Barcelona recibe el pago por Neymar y autoriza que el brasileño pueda jugar con el PSG