El Barcelona-Las Palmas se jugará a puerta cerrada