El Barcelona no puede fallar ante el Deportivo para no alejarse del Real Madrid