El Barça cree en la remontada