El Barça vuelve a tropezar fuera