La zaga del Barça podría quedarse bajo mínimos: solo se quedarían Piqué y Mathieu