El Barça llega a Bilbao ‘bajo de defensas’