El Barça, cabizbajo ante el Valencia