Lo que no se vio de la fiesta del Barça: el gafe, Marc Anthony y el baile de Jordi Alba