El Barça, dos hombres por puesto para una temporada culé muy exigente