El Barça olvida el Clásico poniéndose 'guapo'