Así dejó el Barça el vestuario del Girona tras ganar la Supercopa catalana al Espanyol