Leo Messi, tras los pasos de Raúl González