¿Superstición? El Barça estrena ropa de entrenamiento tras caer ante el Alavés