Barajas se tiñe de rojiblanco