Bale ha vuelto de su lesión para enamorar aún más al madridismo