Gareth Bale: de presunto chupón… ¡a quitarle la pelota a James y tirarla fuera!