Bale ha llegado más fuerte que nunca y quiere jugar la Supercopa ante el Sevilla