El saque de honor más solidario: en busca de fondos para ayudar a una niña enferma