¿Quién pagó la cena de conjura del Atlético?