La espina clavada de Griezmann ante el Barça: lleva doce derrotas ante los culés