Los aficionados del Atleti disfrutaron del partidazo en Viena