El Atlético es segundo sin hacer ruido y pide tranquilidad tras su victoria ante el Betis