El Atlético de Madrid se prepara para vivir otra noche mágica en el Vicente Calderón