El Atlético de Madrid está sin puntería y Griezmann vuelve para enderezar el rumbo