El Atlético del Cholo en Champions: una máquina de fútbol... y de hacer dinero