La afición del Atlético recibe al Barça con pitadas a Piqué y proliferación de banderas de España