El Atleti tiene pie y medio en Europa