El Atleti del Cholo es un Ferrari