Argentina logra su primera estrella tras superar a Rusia en la final