La increíble tromba de agua que suspendió el Argentina-Brasil en Buenos Aries