Arbeloa no le guarda rencor a Piqué pese a las particulares guerras que han tenido