Así fue el adiós de Arbeloa al Madrid: regalos, dedicatorias y mucho agradecimiento