¿Gastroenteritis? No, ¡resaca! Aplazan un partido femenino por unas copas de más