Antón Señán, el joven técnico que utiliza el amor por el fútbol para vencer su enfermedad