Todos los jugadores blancos ofrecen a Ancelotti las prestaciones que requiere