Ancelotti emuló la celebración de Cristiano Ronaldo tras su gol al Eibar