Ancelotti y Del Bosque, comida entre colegas