(Análisis) Atlético y Chelsea se reencuentran con la Roma al acecho