Álvaro termina doliéndose en el suelo tras un brutal choque fortuito con Nolito