Alonso apuesta por un podio suyo antes que por un título del Real Madrid