`Alavesazo´ de las botas de Ibai Gómez: dos goles en menos de seis minutos