Alarma en el Bernabéu: ¿Sigue James Rodríguez los mismos pasos que Kaká?