Agüero se reivindica con un golazo de cabeza ante Uruguay y salva a Argentina