Cuatro cracks para un puesto en “La Roja”