Adivinanzas, risas y mucha complicidad en el entrenamiento del Barcelona