Actitud y sacrificio están de vuelta con el retorno de Pepe al centro de la zaga blanca