El Chapecoense medita jugar su último partido con los supervivientes y canteranos