¿Acabará el Madrid con la maldición que conlleva ser Campeón del Mundo?